La tarcoteca

La IDEA: Organizarse sin jefes; Anarquía!
By Pablo Heraklio & cols. Tarcoteca @ riseup.net

viernes, 22 de septiembre de 2017

Administración Trump: Una Junta militar Gobierna Estados Unidos. Análisis

El Estado Mayor se ha hecho en 6 meses con la Administración de Estados Unidos por medios de la Acaparación de cargos ejecutivos. Con todos los equilibrios y correlaciones de fuerzas desbalanceados, con los intereses militares por encima de los intereses nacionales, USA se embarca en una nueva etapa que todavía no ha acabado de establecerse.

¿Lograrán los militares hacerlo mejor que corporaciones y políticos? Con el gasto militar desbocado, las cuentas publicas volcadas en el esfuerzo bélico, nulas políticas públicas y el capital financiero comiendose el tejido productivo y el poder adquisitivo, no parece que los militares, centrados en la creación de conflictos internacionales para colocar sus productos, sean capaces de sacar al país adelante ni evitar los retos a los que se enfrentan: la globalización, el cambio climático, inestabilidad social y la explosión en ciernes de varias burbujas (sobre todo de productos financieros). Seguirán exportando discordia y extorsionando a sus aliados, los que les queden, por medio de la OTAN hasta que el resto de países se vean forzados a militarizarse, judicalizarse, y a la compra de su producto estrella, armas.

Salud! PHkl/tctca
PD: No os perdáis los comentarios en el blog MOA
_________________
Traduccíon TarcotecaHow the US Military Defeated “Trump’s Insurgency”- Moon of Alabama  MOA 18.9.2017, via  Global Research

Trump fue visto como un candidato presidencial que posiblemente se movería hacia una política exterior menos intervencionista. Esa esperanza desapareció. La "insurgencia" que llevó a Trump a la cima fue derrotada por una [verdadera] campaña de contrainsurgencia llevada a cabo por los militares estadounidenses. (Históricamente su primer éxito). Los militares han tomado el control de la burocracia de la Casa Blanca y ahora están tomando el control de sus políticas [y finanzas].

Reeducación para Presidentes

A Trump se le ha dado clases avanzadas sobre globalismo y su papel "indispensable" en él [1]. Trump no daba el apoyo suficiente a los deseos [hegemónicos] y por lo tanto tuvieron que someterlo a reeducación:
Cuando se le informaba en materia diplomática, militar y de inteligencia, el nuevo presidente solía cuestionar la necesidad de todos los recursos. El secretario de Defensa Jim Mattis y el secretario de Estado Rex Tillerson [Exxon mobile]organizaron la sesión del 20 de julio para exponer el caso de mantenimiento de puestos avanzados y presentarlo utilizando cartas y mapas - de una manera que el hombre de negocios convertido en político pudiera apreciarlos.
Trump fue llevado a "el tanque" [una sala de reuniones sin ventanas famosa en Hollywood] en los sótano del Pentágono y adoctrinado por los brillantes generales de cuatro estrellas que tanto admiraba desde que era un niño:
La sesión era, de hecho, American Power 101 y el estudiante era el hombre que maneja las palancas. Fue parte de la educación continua de un presidente recién llegado a la Casa Blanca, sin experiencia en el ejército o el gobierno, y llevó consigo asesores profundamente escépticos de lo que ellos llamaron la cosmovisión "globalista". En esfuerzos coordinados y conversaciones tranquilas, algunos de los asesores de Trump han trabajado durante meses para contrarrestar esa opinión, esperando que el presidente pueda ser persuadido a mantener - si no expandir - la huella estadounidense y su influencia en el exterior. The Globe and Mail [2]
Trump se vendió a las políticas del aparato que originalmente despreciaba. No se le presentó ninguna opinión alternativa.

Cómo los militares tomaron el poder

Es indiscutible que los generales están gobernando ahora Washington DC [3]. Llegaron al poder hace décadas dando forma a la cultura [4] a través del patrocinio de Hollywood, mediante la manipulación de los medios de comunicación por medio de artículos "incrustados" y mediante la construcción y mantenimiento de la infraestructura de países a través del Cuerpo de Ingenieros del Ejército.

Los militares, por medio de la NSA, así como a través de su poder adquisitivo [5], controlan el flujo de información en Internet.

Hasta hace poco, el aparato militar sólo gobernaba desde detrás de la escena. Las otras partes del triángulo de poder [6], los ejecutivos corporativos y el aparato político, eran más visibles y significativos. Pero durante las elecciones de 2016, los militares apostaron por Trump y ahora, después de ganar inesperadamente, recobraron su inversión.

El éxito de Trump como candidato "No-Hillary" [7] se basó en una insurgencia anti-establishment. Representantes de esa insurgencia, Flynn, Bannon [ciudades con movimientos anticororativos] y los votantes del MAGA [Make America Great Again, nacionalistas], lo llevaron a sus primeros meses en el cargo. Se lanzó una intensa campaña mediática para contrarrestarlos y fue entonces cuando los militares tomaron el control de la Casa Blanca. Los insurgentes anti-establishment fueron despedidos. Trump ahora se ve reducido a figura pública jefe de una estratocracia - una junta militar que solo nominalmente sigue el imperio de la ley.

Stephen Kinzer lo describe como el golpe militar a cámara lenta de Estados Unidos [8, slow-motion military coup]:
El máximo poder para dar forma a la política exterior y de seguridad de Estados Unidos ha caído en manos de tres militares [..]
...
Ser gobernado por generales parece preferible a la alternativa [a bancos y corporaciones]. No lo es.
...
Esto conduce a un conjunto distorsionado de prioridades, con las "necesidades" militares siempre interpuestas como más importantes que las nacionales.
...
No es gran sorpresa que Trump haya sido atraído hacia a la política exterior convencional; lo mismo sucedió con el presidente Obama a principios de su presidencia. Más ominoso es que Trump haya entregado gran parte de su poder a los generales. Lo peor de todo, es que muchos estadounidenses encuentran esto tranquilizador. Están tan disgustados por la corrupción y la miopía de nuestra clase política que recurren a los soldados como una alternativa. Es una tentación peligrosa.
El país ha caído en la tentación incluso en cuestiones socioeconómicas [9]:
A raíz de la mortífera violencia racial en Charlottesville este mes, cinco Jefes de Estado Mayor Conjunto fueron aclamados como autoridades morales por condenar el odio en términos menos equívocos que el comandante en jefe.
...
En la política social, los líderes militares han sido voces de moderación.
La Junta militar que Gobierna Estados Unidos

La Junta es más grande que sus tres líderes bien conocidos [9]:
Kelly, Mattis y McMaster no son las únicas figuras militares que sirven a altos niveles en el gobierno de Trump.
El Director de la CIA Mike Pompeo,
el Secretario de Justicia Jeff Sessions,
el Secretario de Energía Rick Perry y
el Secretario del Interior Ryan Zinke sirvieron en varias ramas del ejército,
y Trump recientemente llamó al ex general del Ejército Mark S. Inch para dirigir el Buró Federal de Prisiones.
...
el Consejo de Seguridad Nacional [..] cuenta con otros dos generales en el personal superior.
Esto ya no es un golpe de estado "en espera" de que suceda [10]. El golpe ha ocurrido sin hacerse notar y cada vez hay menos preocupados por ello.

Todo lo importante ahora pasa por las manos de la Junta [11]:
Kelly inició un nuevo proceso de formulación de políticas en el que sólo él y otro [..] asistente revisarán todos los documentos que cruzan la mesa de Resolución.
...
El nuevo sistema [..] está diseñado para asegurar que el presidente no vea documentos de política exterior, memorias de política interior, informes de agencias e incluso artículos de noticieros que no hayan sido examinados.
Para controlar a Trump, la Junta filtra su entrada de información  y elimina cualquier visión potencialmente alternativa [12]:
El personal que se opone (política xyz) ya no tiene acceso libre a Trump, ni aliados en el exterior [..] Kelly ahora tiene un control real sobre la entrada más importante: el flujo de consejo humano y escrito a la Oficina Oval. Para un hombre tan obsesionado con la imagen de sí mismo como Trump, un nuevo flujo de imputs puede ser un mundo de diferencia.
La insurrección de Trump contra el aparato fue marcada por un proceso de información y de decisión en su mayoría informal. Eso ha sido destruido y reemplazado [12]:
Preocupado por el hecho de que Trump pudiera terminara con las políticas y gastos de los Estados Unidos (en gran medida, aún orientados a las prioridades de la guerra fría), el personal militar de la administración Trump lanzó una contrainsurgencia contra la insurgencia.
...
El general Kelly, el jefe de personal de Trump, ha puesto a Trump a dieta de los medios de comunicación.
...
En resumen, al controlar el flujo de información de Trump a las redes sociales, los generales rompieron el bucle OODA de la insurgencia (observar, orientar, decidir, actuar). Privado de esta conexión, Trump ahora está a favor de satisfacer las necesidades del aparato establecido...
Los miembros de la Junta dictan sus políticas a Trump proponiéndole sólo ciertas alternativas. Las que sean más preferible a ellos serán presentadas como la única deseable. "No hay alternativas", le dirán a Trump una y otra vez.

Previsiones

Por lo tanto, tenemos la continuación de una política fallida en Afganistán [13] y pronto tendremos una política militarmente agresiva hacia Irán [14].

Otros países notaron cómo el juego ha cambiado. Las decisiones reales son tomadas por los generales, Trump es ignorado como una mero figurante [15]:
Cuando se le preguntó si predecía una guerra [con Corea del Norte], [el ex ministro de Defensa de Japón, Satoshi] Morimoto dijo: "Creo que Washington no ha decidido ... El decisor final es [el Secretario de Defensa de EE.UU.] Mattis ... No es el presidente. "
El cambio climático, sus catástrofes locales y los problemas de infraestructura creados dentro de los Estados Unidos ampliarán aún más el papel militar en la configuración de las políticas de los Estados Unidos [16].

El adoctrinamiento nacionalista, ya a niveles anormales en la sociedad estadounidense, aumentará aún más. El control militar se extenderá hacia campos cada vez más extensos de áreas de política civil. Testigo somos de la creciente militarización de la policía.

Es sólo una manera de sostener el imperio.

Es dudoso que Trump pueda resistirse las políticas que se le imponen. Cualquier atisbo de resistencia será aplastado. La insurgencia que permitió su elección se ha quedo sin figura representativa, probablemente se dispersará.

El sistema ganó.

1 comentario:

  1. "La guerra es un fraude. Siempre lo ha sido. Posiblemente sea el más antiguo, incuestionablemente el más rentable, y ciertamente el más sanguinario. Es el único de ámbito internacional. El único en el que los beneficios se calculan en dólares, y las pérdidas en vidas.
    La mejor forma de describir un fraude, según creo, es como algo que no es lo que parece a la mayoría de personas. Sólo un pequeño grupo “en la sombra” sabe de qué se trata. Se lleva a cabo en beneficio de muy pocos, y a expensas de una mayoría. Con la guerra, unos pocos han acumulado fortunas inmensas.
    En la Guerra Mundial una élite obtuvo los beneficios del conflicto. Durante la Guerra Mundial aparecieron por lo menos 21.000 nuevos millonarios y billonarios en Estados Unidos. Esos fueron los que admitieron sus inmensas ganancias de sangre en sus declaraciones de la renta. No se sabe cuántos otros millonarios de guerra falsificaron su nivel de ingresos.
    ¿Cuántos de esos millonarios sostuvieron un rifle? ¿Cuántos cavaron una trinchera? ¿Cuántos supieron lo que era estar hambriento en un búnker infestado de ratas? ¿Cuántos pasaron noches de insomnio, de pánico, esquivando bombardeos, metrallas y balas de ametralladoras?
    ¿Cuántos de ellos eludieron la estocada de una bayoneta enemiga?
    ¿Cuántos resultaron heridos o muertos en combate?
    Si salen victoriosas, las naciones obtienen territorios adicionales con la guerra. Tan solo los toman. Estos nuevos territorios pronto son explotados por unos pocos. Los mismos que obtienen dólares exprimiendo la sangre de la guerra. Y es el pueblo en general quien carga con la factura". General Smedley Darlington Butler

    La Mano de Obra del Militarismo
    • 20 suicidios de los veteranos cada día
    • 1 suicidio de los soldados activos cada día
    • Más soldados luchando en Afganistán e Irak morirán de suicido que en combate.
    http://civilianmedicalresources.net/wp-content/uploads/2016/08/militar.alames.102816.pdf
    _______________________________________________

    La industria bélica es monstruo con "vida" propia, un monstruo descontrolado que fagocita políticos, científicos, militares, banqueros e industriales. Un monstruo que se les ha ido de las manos. Y ¿cómo se puede acabar con él pacíficamente? ¿Cómo alcanzar sus entrañas y desconectarlo?...

    Salud!


    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...